> R-171

> Slk 55 AMG
> Slk AMG Black Series
> Modificaciones `06
> Slk Edition 10 `06
> Slk Sport Edition `07
> Facelift `08
> Slk 2look Edition `09
> Slk Grand Edition `10

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

> R-171 > Slk 55 ///AMG

El 55 AMG es la versión más potente de la nueva gama SLK. Tiene algunos de los cambios de aspecto que distinguen a la nueva gama SLK, más otros específicos para esta versión. Su precio es de 78.050 €.

Mecánicamente, las diferencias entre el nuevo SLK 55 AMG y el anterior están únicamente en la dirección y en la
caja de cambios automática. El motor sigue siendo el V8 de 5,4 l (5.439 cm³) y 360 CV.

Con este motor, el SLK alcanza 250 km/h de velocidad máxima y acelera hasta 100 km/h en 4,9 s y hasta 200 km/h en 17,5 s. Su capacidad de aceleración es la misma que la del modelo anterior, a pesar de que para el nuevo SLK AMG Mercedes-Benz ha modificado algunos elementos y la gestión electrónica de la caja de cambios automática de siete velocidades («AMG Speedshift 7G-Tronic») para que los cambios de marcha se sucedan con un 10% más de rapidez, y algo más de suavidad.

Esta caja de cambios tiene de serie unos
mandos para seleccionar marchas desde el volante y dos programas de funcionamiento S («Sport») y M («Manual»).

El SLK tiene de serie una dirección opcional en el resto de la gama SLK, con asistencia variable en función de la velocidad y cremallera de desmultiplicación variable. En el centro de la cremallera y hasta 5º de giro del volante, la relación es 15,8 a 1. La relación varía a medida que el piñón se acerca a los extremos de la cremallera, donde la relación llega a 11,5 a 1 (cuando la dirección está girada cerca de los topes).

Este sistema favorece que la dirección sea innecesariamente rápida cuando no hace falta (en carreteras amplias y rápidas), mientras que en las lentas no es necesario mover mucho el volante. No es algo nuevo (por ejemplo, Lancia tenía este tipo de dirección en los 80) y no se trata de un sistema activo de desmultiplicación variable como el que utiliza de Audi, BMW o Lexus. En todo caso, la dirección del SLK 55 AMG es rápida porque sólo tiene 2,16 vueltas de tope a tope.

El SLK 55 AMG tiene de serie unos frenos,
ruedas y suspensión diferentes al resto de modelos de la nueva gama SLK. Las ruedas delanteras son de 18" con neumáticos delanteros de medida 225/40 y 245/35 los traseros. Los frenos de serie son de fundición de hierro y los delanteros están perforados.

Opcionalmente (6.665 €) se puede elegir un paquete de altas prestaciones («AMG Performance Package») que consiste en un equipo de frenos con discos delanteros de material compuesto, unas llantas con otro diseño y una suspensión diferente.

Este paquete de opciones también incluye un volante más pequeño, achatado por su parte inferior y con los mandos del cambio de aluminio, y fibra de carbono para algunos detalles del interior.

Algunos elementos del paquete AMG Performance Package se pueden adquirir por separado, salvo los frenos de material compuesto.